sábado, 21 de mayo de 2016

“Me arrepiento de los casos de corrupción”, son las palabras que Luis Inácio Lula da Silva tiene que decir

Después de que el impeachment levantado en contra de Dilma Rousseff, debido a casos como el de Petrobras, el cual sacó a la luz el alto índice de corrupción dentro de la política en Brasil, los seguidores y aliados de la “expresidenta”, han sacado la cara en nombre de ella.

dilma

Ante el cese de Dilma Rousseff como Presidenta de Brasil, el mundo se ha preguntado que tiene que decir el expresidente, Luis Inácio Lula da Silva, principal implicado en el caso Petrobras.

lula2

En entrevista con el programa español, Informe Semanal, Lula da Silva se pronunció arrepentido por los casos de corrupción, a la vez que califico de inmoral el juicio político contra Dilma Rousseff.

“Me arrepiento de los casos de corrupción, me gustaría que no hubieran existido. Las denuncias de corrupción contra el PT manchan mucho al partido. Y hay una disposición a criminalizar al PT. El pueblo brasileño sabe que no todo lo que dice la prensa es verdad.”

“Nuestra democracia fue herida de muerte. El impeachment está en la Constitución, pero con esas razones es inmoral aplicarlo a la presidenta Dilma.”

Pero aún bajo esta controversia, Lula da Silva no descartó la posibilidad de volverse a postular a la presidencia, es más, sugirió que lanzará su candidatura en la elecciones presidenciales de 2018.

“Lo haría si intentan desmontar, si hubiera una política capaz de destruir todo lo que hicimos en materia de inclusión social.”

También utilizó este foro para distanciarse del régimen que Nicolás Maduro ha construido en Venezuela:

“Lo único en lo que coincidimos es en tener una actuación preferencial para cuidar a los pobres. Estoy preocupado por Venezuela. Tuve una relación uy estrecha con Hugo Chávez. No tenemos nada que ver, el Partido de los Trabajadores es una experiencia única en el mundo.”

Lula da Silva no dejó pasar la oportunidad para recordar que durante su mandato las cosas se hicieron bien y que su legado hizo que la oposición no pudiera hablar mal de él:

“Cuando terminé mi mandato, ni la oposición hablaba mal de mí. El legado de la relación entre el Gobierno y la sociedad es lo que más me enorgullece. Hay gente que me odia porque los pobre empezaron a viajar en avión, a comprarse coches. Me dije que aunque fuera presidente de todos, gobernaría para los más pobres. Eso molestó.”

Y bueno, se dice por ahí que si uno repite mil veces algo, esto tal vez se haga realidad. En este caso, la inocencia de Luis Inácio Lula da Silva y de Dilma Rousseff, pero algo que no pueden negar, fue que la voz del pueblo se hizo resonar y que gracias a ello, es que ambos se encuentran en esta posición tan incomoda.

Vía: Infobae


from Sopitas.com http://ift.tt/1U6sPWM
via IFTTT

No hay comentarios.:

Publicar un comentario